Facebook Twitter

martes, 3 de febrero de 2015

¿Qué tipo de balata elegir? Metálicas vs. cerámicas


Las pastillas de freno (balatas) para los vehículos han cambiado en los últimos 25 años, de acuerdo con ConsumerReports.org. De hecho, la industria de las pastillas de freno ha pasado de ofrecer sólo dos tipos: asbesto y semi-metálicas, a ofrecer cuatro tipos básicos: orgánica sin asbesto, semi-metálico, NAO metálica baja y cerámica.


A medida que las pastillas de freno comienzan a desgastarse en un vehículo, es necesario sustituirlas. El tipo de pastillas de freno elegido y su contenido metálico (o la falta del mismo) juega un papel significativo en cuanto al tiempo que durarán las pastillas. El tipo también afecta la cantidad de ruido que los frenos harán, el polvo producido en las llantas del vehículo y el desempeño esperado del frenado.

Hay dos tipos de pastillas de freno metálicas: baja y semi metálicas. El tipo de metálica baja contiene sólo una mínima cantidad, 10 a 30 por ciento de acero o cobre, por lo que producen menos ruido y polvo de pastilla que el tipo semi-metálico, pero más que las pastillas de freno de cerámica. Las pastillas de frenos semi-metálicas contienen más metal, 30 a 65 por ciento y más tipos de metales, incluyendo el alambre de acero picado o lana, cobre, hierro en polvo o grafito mezclado con rellenos inorgánicos. Este tipo de pastilla de freno es más ruidoso, desgasta más rápido los rotores de los frenos y no pueden ofrecer un buen rendimiento de los frenos durante las temperaturas más frías que las pastillas de cerámica o metálicas bajas. Sin embargo, es más duradera que las otras dos y tiene buena transferencia de calor, de acuerdo con Consumer Reports.


Las pastillas de freno de cerámica proporcionan a los usuarios excelentes ventajas de frenado, sin sacrificar los rotores para hacerlo,  las balatas cerámicas por su eficiencia en el frenado en frío y en alta velocidad, sobre todo si tu auto cuenta con sistema ABS, pero su desventaja es que la vida útil de la misma es menor a las metálicas ó semimetálicas. Y, aunque son más caras que las pastillas de metal, este tipo no produce la cantidad de polvo de las pastillas de freno que pueden hacer las pastillas de metal, con menos ruido, según Consumer Reports. Las pastillas de freno de cerámica son más claras en color y contienen fibras de cerámica, agentes adhesivos, rellenos no ferrosos y a veces diminutas cantidades de metal.

Fuente: EHow en español | http://bit.ly/1uU9jPl

Grupo FAME


Bienvenidos a Grupo Fame. Contamos con más de 30 agencias de 20 diferentes marcas. Estamos localizados en Michoacán, Querétaro, Estado de México y Ciudad de México.

"Piensa en AUTO, piensa en FAME"

0 comentarios:

© 2016 #AUTOFAME Blog. WP FAME converted by fame